Relatos #ubuntu

Inauguramos una nueva etapa de relatos en la Tribu 2.0.

Toni Solano
Los alumnos , en el aula de Tono Solano




Esta vez empieza Dani
Ubuntu, yo soy porque tú eres...



La cala del bufadero

Para Yeray y su ausencia

"Como un libro salvado del mar,
como un muerto que aprende a besar"
Silvio Rodríguez, De la ausencia y de ti


Hay una cala en la isla de Gran Canaria muy singular; está a medio hora más o menos en guagua de Las Palmas. La parada está en mitad de una carretera polvorienta, y si no te lo dice algún lugareño o al guagüero, no serás capaz de llegar. Siempre que preguntas, la gente te mira un poco extrañada; no es raro, no es un lugar normal, tiene algo que mueve, algo diferente, algo que te enganchará.
Es uno de los enclaves naturales más impresionantes que he visto nunca; una especie de cuña elevada en el océano que se renueva de agua limpia cada vez que sube la marea. Te puedes aventurar e ir hacia la arista; estarás como suspendido en el aire, con las olas rompiendo bajo ti con una fuerza atronadora, y de vez en cuando el agua salada saltando por encima de ti, bufando. Roca negra, agua cristalina con todas las tonalidades de azul que pueda una mente imaginar, aunque nunca podrás borrar de tu memoria la turquesa. Pero, sin ninguna duda, son los personajes que visitan tan increíble lugar los que llaman poderosamente la atención.
Vamos a conocer a algunos. La cala fue un refugio de transexuales durante el franquismo, en el que podían ser cómo ellas mismas, y siguen frecuentándola: La Pili, La Bettybú, La Flor... Hombres atiborrados de hormonas femeninas, con unos tangas que ellos mismos facturan, de flores, corazones… En resumen de muchos colores. Se lanzan al agua desde más de tres metros de alturas cual Johnny Weissmuller depilado y rasurado. Particularmente, una de ellas es la más impresionante, hace incluso el ángel antes de caer. Si por casualidad estás en el agua da por seguro que gritará: ¡Socorro, socorro, socorrista que me ahogo! Entre risas y desfachatez de una nadadora con más tablas que Thorpe. De todas, hay dos que siempre atrajeron mi atención. Por un lado, La Betty, un calvo enorme, con tetas hormonadas y unos pelos del sobaco que le llegan casi a la cintura y por otro lado otra, no me acuerdo ya del nombre, pero sí que trabajaba en un banco. De diario, traje ejecutivo y reuniones de negocios. En su tiempo libre, tanga de colorines y chapoteos plumeríficos. Es una verdadera liberación ver a gente disfrutar de su ser sin complejos.

Además de nuestras amigas, acudían a la cala una pareja de lo más singular. Todo el santo día fumando porros y mirando hacia el océano. Totalmente desnudos y con una pequeña tienda de campaña en la parte de arriba de la cala. Correteaban a su alrededor siempre dos críos, ¿o eran tres?, que suponíamos que eran sus hijos; mientras ellos fumaban, los niños se jugaban la vida entre las rocas y el poderoso océano, sin importarle mucho a ellos. De vez en cuando, el hombre gritaba algo en un idioma incomprensible, algo así entre dientes como: "agroosmoosmasdn" y los niños obedecían, ¡esto era acojonante! Habían creado entre THC y THC su propio lenguaje, y entre ellos funcionaba. Los niños se movían por las rocas muchísimo mejor que yo, siempre me dieron envidia.
Habían muchos más, el gay colombiano exiliado con apellido sospechoso, los mirones onanistas de los acantilados... Pero el último que voy a describir es Sandokan. Un hombre que había salvado tantas personas de morir ahogadas como cicatrices tenía en el cuerpo de las agudas rocas. Se atrevía a entrar en los rompientes a los que los equipos de salvamento eran incapaces de acceder. Dicen que con 15 años ya salvó a una niña de morir ahogada. De tez morena, achicharrado, calvo y con una gran barba blanca, siempre mirando al océano, escrutando los acantilados en busca de problemas. Con más de 30 años de salvar gente a sus espaldas, una vez le pregunté pero, Sandokan, dime por qué te juegas la vida por la gente, vives de lo que pescas y nadie te paga. Levantó sus ojos marrones, color arena del desierto, hacia mí y de sus labrios duros como rocas y surgió “UBUNTU”.
Una cala era tan espectacular como peligrosa, disfrutar de sus placeres le había costado la vida a más de un despistado, pero saben que siempre estará allí Sandokan, con su espalda quemada y sus ojos llenos de océano.

   


Yo soy porque NOSOTROS somos

Entre esa buena gente que conforma la Tribu 2.0, Cero en conducta, con la que he tenido la suerte de tropezarme en mis andaduras por la red, tenemos un lema:
"Yo soy porque NOSOTROS somos"

Y, esa es la razón de este blog. La red me ha dado bastante más de lo que yo le haya podido aportar. No podría ser de otra manera.

Muchos posts de este blog han surgido de comentarios, sugerencias, preguntas, peticiones, cosas compartidas... de visitantes de este blog y amigos.

Sin ir más lejos, el post que más visitas ha recibido en un tiempo menor, surgió por el comentario de un lector, TOMÁS GONZÁLEZ en este otro post.

Por todo esto, y tomando como excusa (una como cualquier otra) el haber llegado a los mil seguidores del blog, quiero agradecer a todos los visitantes del blog, amigos, seguidores y personas con las que me he tropezado en la red a lo largo de estos años, todo lo que me han aportado.

Ésta es la red que yo entiendo, utópica, ingenua en ocasiones, compartida, libre, comprometida, también ilusa de cuando en cuando, pero entre todos: UBUNTU. Una red para mejorar el mundo.

Y, para finalizar, cedo por segunda vez, el próximo post de este blog a una amiga, Mercedes, (#miedomedan) en representación de tod@s l@s amig@s de este blog, que no sería nada sin tod@s ustedes.
MIL GRACIAS A TOD@S!!!



El 1 camina seguido de 000.
Bit, bit, bit, a golpe de 0 y de 1 este blog ha hecho posible que la información se comparta sin ruidos, sin interferencias, discretamente…
Nadie tiene presión, ni obligación, ni debe nada al autor de esta selección tan cuidada de novedades
A él le gusta el pago en diferido.
Siempre que hay alguna entrada que le “duele” , en sus convicciones, le adivinas con sus botas puestas, esas que nos hace ponernos a los demás cuando queríamos estar cómodos, con las zapatillas calentitas…
No te obliga , solo esboza una sonrisa y te contesta…habrá que hacer algo con esto que …
Ahora que tan de moda está el listar, a los 100 que…o losim-prescindibles o recomiendo a…
JJ estará en esas listas pero a él solo le servirá para una sonrisilla o como mucho sorprenderse y enviarlo a ese círculo pequeño, pequeño, como una simple curiosidad…
La vida le ha enseñado la fugacidad de lo banal y la persistencia de lo importante. Por eso tú eres porque él es. Tu eres un visitante y seguidor porque él es gracias a tu visita y a saberte que te importa lo que el cuelga para beneficio de los que bit, bit, bit, bit…llegaron un día y descubrieron un tesoro, su tesoro, tu tesoro, bit, bit bit..
¿Ves que simple? A golpe de 1 y de 0 se comparte una manera de ser y de estar con las botas siempre puestas y con la sonrisa esbozada. Te espera, nos espera porque él es porque nosotros somos.
UBUNTU 1000 seguidores, un gran círculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, eres muy bienvenid@ a nuestro blog.
SI QUIERES DEJAR UN COMENTARIO
1.- Busca con el ratón la palabra comentarios que está al final de cada entrada
2.- Luego escribe lo que quieras en la cajita que te aparecerá en la pantalla
3.- Copia las palabras que te aparecen para verificación
4.- Elige una de las identidades que aparecen o la posibilidad de ANÓNIMO pero recuerda que si quieres que te conozcamos deberás darnos datos en tu mensaje: os escribo desde..., me llamo...
5.- le das a publicar y ¡ya está!